top of page

Renting para Empresas y Profesionales

Financia tu Robot desde 322,00 € / Mes*

¿Qué es el renting?


El renting es una de las alternativas existentes para la compra de nuestras máquinas Aunque, de hecho, técnicamente el renting no es una compra, si no que es un alquiler de larga duración, que puede terminar en compra, o no. 

La empresa que utiliza el renting, no es la propietaria de la máquina, sino que paga una cuota mensual a la empresa propietaria (la sociedad de renting). En esa cuota están incluidos todos los gastos, como las reparaciones o el mantenimiento. 

La empresa beneficiaria del renting solo debe pagar el agua, la electricidad y la cuota mensual del renting. El contrato suele tener una duración de un año como mínimo y puede extenderse hasta los 10 años, aunque lo habitual es que sea de 4-5 años. Terminado el contrato, la persona beneficiaria puede ejecutar una opción de compra o reiniciar otro contrato, renovando la maquinaria.

Hay que destacar que las empresas y autónomos tienen ventajas fiscales, que un particular no tiene.


Ventajas del renting.


El renting tiene numerosas ventajas, ya que son muchos los servicios incluidos en el precio. 

- Dispones de una gran variedad de máquinas para elegir, a diferentes precios. 
- Pagas un importe fijo, sin ningún extra ni sorpresa más. No hay cuota de entrada ni intereses.
- Tampoco pagas ningún gasto derivado del mantenimiento. Ni revisiones, ni averías, por ejemplo.
- Tampoco pagas ningún impuesto, a parte del IVA.


Puedes cambiar de máquina cuando termina el contrato, de manera que puedes estrenar una cada 4-5 años por ejemplo.
Esto también supone que puedes elegir en cada momento la máquina que mejor se adapte a cada época. Si por ejemplo vas ampliando tu instalación puedes elegir una máquina de mas capacidad acorde a lo que necesitas.


Si no deseas cambiar de máquina cuando termina el contrato, puedes ampliar el tiempo del contrato o adquirirla por el importe fijado en el contrato.


El renting no figura en el balance contable de la empresa, y la cuota es totalmente deducible, siempre y cuando el uso de la máquina esté relacionado con la actividad que desempeña la empresa y tu instalación solar.


Los profesionales y autónomos también pueden deducir la cuota del renting en el Régimen de Estimación Directa del IRPF, siempre que la máquina esté relacionado con la actividad que desempeña, por ejemplo una empresa de limpiezas.

* Cuota aproximada calculada a 60 meses modelo YTM.C 100. Condiciones sujetas a la aprovación del departamento de créditos de la finaciera DLL. (iva no incluido).

reunión de negocios
bottom of page